Páginas vistas en total

lunes, 11 de marzo de 2013

SIMILITUD ENTRE CARNICEROS ....


Con esto no quiero que se entienda la profesión de carnicero, sino los comportamientos y similitudes en la historia de personas que hicieron de su oficio barbaridades y que han marcado la historia de nuestros pueblos, y que por desgracia la seguirán marcando sino cambiamos.
Cuando el viernes pasado se demostró públicamente los insultos y barbaridades (“os gastáis el dinero en putas y cocaína”) pronunciadas en el Pleno por el Concejal Salvador Herrera (presunto carnicero, por la carnicería que tenía su familia), y que fue apoyado por el Alcalde Joaquin Villanova, como tantas veces en diferentes pleno, me recordó al carnicero de Auschwitz.
Por eso, en ese mismo Pleno se negó una vez más la grabación del mismo, ahora entenderán ustedes el porqué de su negación. Menos mal que han quedado las grabaciones de Torrevisión para dar fe de lo acontecido, o ¿acaso se han destruido dichas grabaciones?. Así sucedió “el 27 de enero de 1945, soldados del Ejército Rojo que pertenecían al primer frente ucraniano franquearon las puertas del mayor, peor y más letal campo de exterminio que haya conocido la humanidad. Era un típico día de invierno en el sur de Polonia, la nieve lo cubría todo y aún se podía respirar el humo que salía de los crematorios, que las SS habían dinamitado para borrar las huellas del crimen. Todo lo que se encontraron los soviéticos fue una masa informe de almas deambulantes y esqueléticas que iban sin rumbo de un lado a otro, en espera de su inevitable final”.
Aunque el de Auschwitz fue uno más de toda una constelación de campos consagrados al exterminio, es, por méritos propios, el símbolo inmortal del Holocausto, del asesinato premeditado y planificado de millones de seres humanos, condenados a muerte por el mero hecho de ser judíos (o ser oposición). En su interior se dio cita toda la crueldad y la infamia que puede caber en el alma humana. Nuestra lengua carece de adjetivos para aproximarse siquiera al dolor y al sufrimiento que unos fanáticos infligieron gratuita y concienzudamente a un millón largo de inocentes. Yo me he tenido que marchar varias veces de los Pleno del Ayuntamiento de Alhaurin de la Torre, por el conjunto de mentiras e insultos soltadas por algunos Concejales y por el propio Alcalde (si esto lo supieran los ciudadanos, otro gallo nos cantaría); sentí vergüenza ajena en muchas ocasiones, ya dije hace tiempo, estos nos son mis representantes democráticos.
Entre los alambres de espino de Auschwitz-Birkenau murieron y fueron asesinadas 1.300.000 personas, de las cuales el 90% eran judías. Provenían de casi todos los países de Europa y hablaban una veintena de lenguas. Todas tenían nombre y apellidos, padre y madre, ilusiones y proyectos. Todas eran inocentes. Cuando ya no dispongamos de memoria viva de lo que ocurrió en Auschwitz, deberemos esforzarnos por transmitir a las generaciones venideras lo que las anteriores nos transmitieron a nosotros. Sólo así podremos estar seguros de que algo así no vuelva a repetirse. Nunca.
Así, Albert Camus decía sobre la guerra civil: "Fue en España donde los hombres aprendieron que es posible tener razón y aun así sufrir la derrota. Que la fuerza puede vencer al espíritu y que hay momentos en que el coraje no tiene recompensa. Esto es sin duda lo que explica por qué tantos hombres en el mundo consideran el drama español como su drama personal".

Y me pregunto ahora, ¿qué le estamos dejando a las generaciones venideras?, qué comportamientos democráticos son los correctos: ¿los que acontecen en nuestro Ayuntamiento regido por el Partido Popular? Por eso, esta similitud viene bien, porque igualmente hicieron los nazis (estos lo hacía porque su raza e ideología estaba por encima de todo, incluso de la vida), hoy día lo hacen por ser mayoría absoluta del PP, que se permite todo con tal de destruir al contrario, aunque no utilicen los medios que usaron contra los judíos, si utilizan las armas del poder y ahogan las gargantas de los ciudadanos. Hay muchas formas de hacer daño, insultando, corrompiéndose, permitiendo que la personas se suicidan porque les quitan la vivienda, por los recortes y no tener para comer, por destruir la cultura, etc.. No dejemos por más tiempo que nos gobierne Josef Mengele, el Angel exterminador, el Carnicero de Auschwitz (entiéndase, todo aquel que nos coarta la libertad, que nos despoja de todos los derechos sociales conquistados, de todo dictador, que nos recorta en sanidad y educación, que nos insultan, que nos desprecian, etc.).
Y recordemos aquel dicho muy popular en Asturias que dice “A cada cerdo le llega su San Martín” es uno de esos dichos populares que tan apropiado resulta en algunas ocasiones. Este dicho, por extensión, se dice cuando se quiere expresar que todas las rachas buenas se acaban, que incluso el más afortunado tiene un día nefasto.
Y quiero terminar con este poema que se escribió cuando la represión y fusilamientos en Málaga:”Poema para los que miraban” de Charlote Delbo, para que dejemos de mirar y podamos convertirnos en actores:
Vosotros que sabéis
sabíais que el hambre hace brillar los ojos
que la sed los empaña?
Vosotros que sabéis
sabíais que se puede ver a la madre muerta
y no derramar lágrimas?
Vosotros que sabéis
sabíais que por la mañana uno quiere morir
y por la tarde tiene miedo?
Vosotros que sabéis
sabíais que un día dura más que un año
un minuto más que una vida?
Vosotros que sabéis
sabíais que las piernas son más vulnerables que los ojos
los nervios más duros que los huesos
el corazón más sólido que el acero?
Sabíais que las piedras del camino no lloran
que sólo hay una palabra para el espanto
sólo una palabra para la angustia?
Sabíais que el sufrimiento no tiene límite
ni el horror frontera?
Lo sabíais
VOSOTROS QUE SABÉIS?

No hay comentarios:

Publicar un comentario