Páginas vistas en total

lunes, 28 de enero de 2013

NUESTROS ANCIANOS SE MUEREN …


Acabo de llegar de estar con un gran amigo (yo diría hermano), que está viviendo una lucha encarnecida por ayudar a los enfermos de Alzheimer; con un sufrimiento sobrellevado por la muerte de su mujer por un cáncer hace muy poco tiempo, y él con esclerosis múltiple progresiva, y viendo como todos los recortes influyen de manera bestial en las ayudas a estos pacientes y cuidadores de los mismos.
Veo al mismo tiempo como los servicios nocturnos de urgencias en las zonas rurales son cortados, y se oyen ya lamentos de que personas mueren por falta de asistencia, aunque pongamos en los certificados de defunción parada cardiorespiratoria (así mueren todos, los atendidos y los abandonados), pero, ¿Cuáles han sido las causas de estas muertes? ¿Abandono? ¿Falta de recursos ?¿Taxis que las puedan trasladar a más 40 kilómetros de sus casas? ¿Urgencias cerradas?
Comentaba Carlos Colon en el Diario de Sevilla, que el Ministro japonés de Finanzas ha dicho que las personas mayores, a las que llama “la gente del tubo” aludiendo a su incapacidad para alimentarse, deben “darse prisa y morir” para aliviar los gastos del Estado. ¿No parece algo parecido lo que está sucediendo en nuestro país? Recortes en la Sanidad, en las urgencias, copago en los medicamentos, etc..
Cabe pensar que este Ministro es un claro representante del neoliberalismo extremo, de ese capitalismo hipermoderno que no tiene alma ni sentimiento, ni corazón  y que reducen el ser humano a cosa y desecha todo valor que no tenga precio en el mercado. Y, ¿que son nuestros políticos, nuestros gobernantes? sino unos neoliberales que buscan su propia riqueza, y no la de estos ancianos. Compran votos por una comida o una caseta de feria, y mientras les engañan; sabe nuestros mayores la noticias que fue publicada en la prensa alemana que parte del fondo de pensiones se están utilizando para la compra de bonos del estado, cuando nos demos cuenta la caja estará vacía, y aquí empezara a rajatabla a cumplirse de que quien no produce no consuman recursos y atenciones ni medicamentos.
No crean que aquí estemos tan lejos de este horror. Ya se escuchan voces pidiendo que a los gordos o a los fumadores no les atiendan los servicios públicos, porque ellos se lo han buscado. Creéis lectores, ¿que cuando nos invada la sanidad privatizada te van a realizar todas las pruebas necesarias para un correcto diagnóstico? No lo harán, porque saben que hay que reducir gastos para obtener beneficios, así muchas enfermedades incipientes serán abandonadas hasta su aparición explosiva, y ya será demasiado tarde. Así que hay que  darse prisa para morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario